91 427 58 18

Terapias on-line

Llámanos y te informamos sobre nuestros servicios C/ Grañón, 12 - Local - Las Tablas (Madrid) - 28050.
elea@eleapsicopedagogia.es

Mi padre tiene degeneración cognitiva

Mi padre, de casi 75 años, tiene una degeneración cognitiva. Está medicado. Me han hablado que es muy importante estimularle para que esa pérdida de todo vaya lo más lento posible. ¿Hasta qué punto eso es vital y qué ejercicios debería hacerle?

Tu padre comienza una nueva etapa en su vida para la que con frecuencia no nos preparamos y se convierte en difícil. Igual ocurre con los familiares: esposa/marido, hijos, cuesta aceptar, entender, saber cómo actuar con nuestros mayores.

El caso de tu padre es frecuente porque según van pasando los años las funciones cognitivas tienden a ir siendo menos eficaces y, en algunos casos, a partir de determinado momento por enfermedad, comienza una denegación cognitiva. La estimulación cognitiva: razonamiento, memoria, atención, conversación coherente… es muy importante en todos los casos porque favorecerá  que la mente de tu padre esté más en activo y será más lento su proceso degenerativo.

En primer lugar es muy importante actuar con paciencia ya que tienden a repetir las  preguntas y no recuerdan lo que se les ha dicho recientemente. Son conscientes de que algo les está pasando,  pero es frecuente que traten de disimularlo porque no son conscientes de los hechos. Reprocharles que no oigan o que repitan las cosas no contribuye más que a que se sientan mal.  La estimulación no va a hacer que el problema desaparezca, pero sí que el proceso no avance tan rápidamente. Es importante que los familiares más directos reciban unas orientaciones para actuar de la forma más correcta.

En Elea iniciamos programas de Vitalidad Cognitiva para trabajar con Mayores y dar pautas a las familias.

Carmen Castelló Tardajos
Pedagoga y Orientadora

ELEA, Instituto Psicoeducativo

Consultorio Revista Zitus