91 427 58 18

Terapias on-line

Llámanos y te informamos sobre nuestros servicios C/ Grañón, 12 - Local - Las Tablas (Madrid) - 28050.
elea@eleapsicopedagogia.es

Mi hijo es muy desobediente

Mi hijo pequeño que tiene 8 años es muy desobediente. Tratamos a todos igual pero no conseguimos que este nos haga caso, siempre ignora lo que le decimos y acabamos peleándonos con él. ¿Cómo debemos actuar? Estamos cansados y a veces mi marido y yo discutimos por él (JVL).

Tu problema es más frecuente de lo deseado. Cuando los niños no obedecen crean en casa una situación desesperante que no es fácil de solucionar. Te dará algunos consejos.

Procura dar a tu hijo menos ordenes, muchas ordenes que no se cumplen no es bueno, selecciona las fundamentales pero las que selecciones se deben de cumplir. La orden debe darse en un tono amale y razonable, debe ser clara y concisa, no repetidas muchas veces lo mismo, tu hijo no es sordo. Este tono positivo siempre debe ir acompañado de la firme convicción de que tu hijo te va a hacer caso.

Cuando le des una orden procura acercarte a él, requerir su atención. Hay veces que creemos que no están escuchando pero ellos están metidos en sus actividades y nos oyen pero no escuchan. Es preciso confirmar que el niño se enterado de lo que se le ha dicho. Dedica un momento para comprobar que la orden se realiza, no se debe dejar pasar el tiempo.

Ante un niño pequeño la orden se puede convertir en un juego: “¿Cuánto tiempo tardas en ir a la mesa? Preparados, listos, ¡ya! Fantástico, solo has tardado cuatro minutos. Eres rapidísimo”.  Es importante elogiar o reforzar la conducta bien realizada cuando pretendemos que ésta se afiance.

La falta de respuesta siempre ha de tener una consecuencia, si se han intentado métodos positivos y con ellos no se ha conseguido la conducta deseada, la situación ha llegado a un punto en el que se han de aplicar consecuencias negativas para cambiar el modelo. Marca la consecuencia que tendrá su comportamiento cada vez que él no lo cumpla, comunícaselo, cuente hasta cinco y actúe. Recuerde que educar es actuar con amor y firmeza.

Carmen Castelló Tardajos

Pedagoga y Orientadora

(Publicado en la revista Zitus nº 96. Noviembre 2011)