91 427 58 18

Terapias on-line

Llámanos y te informamos sobre nuestros servicios C/ Grañón, 12 - Local - Las Tablas (Madrid) - 28050.
elea@eleapsicopedagogia.es

¿El TDA afecta al futuro profesional?

Mi hija tiene TDA, sin Hiperactividad. Hemos conseguido sacar el colegio con mucho esfuerzo, y ahora toca la Carrera. Mi pregunta es: ¿Cómo le afectará tener un TDA en su futuro profesional? ¿Afecta a la vida laboral lo mismo que a los estudios?
Te felicito a ti y, sobre todo a tu hija, los chicos/as con TDA si han estado bien trabajados han aprendido a desarrollar sus fortalezas (son entusiasta, tenaces ante lo que les interesa, optimistas, de buen corazón, innovadores, creativos…), a estos chicos/as se les debe educar siempre partiendo de ellas y estimulándolas.

Por otro lado, también tienen sus debilidades, que fundamentalmente consisten en un déficit en el desarrollo de las funciones ejecutivas, en la inhibición de pensamiento y de su conducta y que se manifiesta en dificultades para la autorregulación, la organización y la planificación, seguir una guía, revisar y evaluar el comportamiento necesario para alcanzar las  metas. Estas debilidades se van a dar siempre, pero pueden variar de forma muy significativa en su intensidad y en el grado de incidencia en su vida ordinaria, personal y profesional.

En el proceso de hacerse adulto, un joven va progresivamente encontrando las estrategias vitales necesarias para adaptarse a la realidad que le rodea y que va creando para sí mismo, esto ocurre con todo ser humano, algunas veces de manera patológica y otras de manera más sana. Una joven con TDA que ha llegado hasta la carrera, sin duda habrá conseguido tal merito aprendiendo ciertas formas de funcionar que, con mayor o menor esfuerzo, le han propiciado cierto éxito. Es de esperar que esa capacidad de adaptarse y superar sus dificultades se extienda a lo largo de sus años como estudiante y en su vida laboral, toda vez que su nivel de madurez y su motivación acompañen el proceso.

A nuestro humilde entender, tanto el TDA como el TDAH son trastornos que dificultan pero no limitan, cuanto más inmaduro sea el afectado más problemas tendrá para responsabilizarse de sus dificultades y aprender a manejarse con ellas.

El TDA no afecta sólo al rendimiento académico sino,  también,  al desarrollo de las emociones y a la autorregulación de su comportamiento. Lo malo de estos trastornos es que afectan mucho a la confianza y a la creación de estrategias de funcionamiento ya que durante la infancia se mide con mucha importancia la capacidad de los niños para atender, obedecer y comportarse adecuadamente y es justo en estos aspectos donde tienen más dificultades.

Con madurez, confianza e ilusión es muy posible que sea muy capaz de hacer frente a las dificultades intrínsecas de su trastorno, que ahora, en la vida adulta tendrán menor repercusión ya que el entorno no medirá de una manera tan apremiante sus capacidades atencionales, y si otras capacidades como la responsabilidad.

Es importante que acabe su carrera y tenga un trabajo, pero también lo es que tenga una pareja, que construya su familia. No sé en qué nivel de desarrollo personal se encontrará tu hija, pero ahora, ya no la puedes ayudar tú. Ella tiene que aprender a vivir con  su TDA siendo consciente de sus comportamientos y aprendiendo estrategias de autorregulación. Un tratamiento psicológico le puede venir bien para que le facilite estrategias.

Carmen Castelló Tardajos             David Segovia

Pedagoga y Orientadora                Psicoterapeuta

Elea, Instituto Psicoeducativo

Consultorio Revista Zitus