91 427 58 18

Terapias on-line

Llámanos y te informamos sobre nuestros servicios C/ Grañón, 12 - Local - Las Tablas (Madrid) - 28050.
elea@eleapsicopedagogia.es

El mejor regalo para el año 2017

Es Navidad y todos sentimos una especial necesidad de regalar y de que nos regalen.

El arte de regalarSaber regalar es un arte, un don. Tiene un principio importante desde el que partir: “no tienes obligación”. Nadie tiene la obligación de regalar y pierde su sentido cuando se convierte en obligación. Saber regalar no es dar lo que a cada uno le gusta, nace de una necesidad de agradar al otro para que, proyectándose en él, consigamos el deseo de hacerle más feliz.

Saber recibir un regalo es, aún más, un don, y también tiene un principio: “nadie tiene la obligación de regalarte” y, por tanto, lo importante no es el valor de lo regalado, sino el acto en sí, la ilusión y proyección que la persona que te regala ha sido capaz de poner sobre en ti. Para saber recibir, es fundamental eliminar expectativas, de lo que debería ser o creemos que nos merecemos, y deseos que transforman este momento mágico en una obligación.

Cuando aprendemos a regalar y a recibir regalos es porque nos hemos liberado de las expectativas, de los deseos,  de la frustración. Es porque vivimos desde la empatía, desde la gratitud, y estamos próximos a entender y dar valor a las personas que nos rodean.

Como educar a tus hijos con los regalos

 

Una gran enseñanza es educar a nuestros niños en el arte de regalar y de recibir regalos. Los padres tendemos, sobre todo en estas fiestas navideñas, a regalar demasiado y con ese empeño de que no les falte de nada, no les enseñamos a manejar las expectativas, la frustración, la ilusión, la motivación por conseguir algo importante. Los niños se frustran porque a pesar de que es mucho lo que reciben, siempre puede no llegar algo deseado y ante lo que tenían  expectativas. Los adultos sabemos que conseguir lo deseado no es una meta fácil, supone esfuerzo, empeño, tesón. Cuando los niños tienen mucho a su alrededor no valoran lo conseguido porque no han puesto nada para lograr su meta y se acostumbran a que conseguir es fácil, es un derecho y ellos no son los protagonistas.

Aprovecha los buenos momentos para disfrutar enseñando a vivir a tus hijos.

Feliz Navidad