91 427 58 18

Terapias on-line

Llámanos y te informamos sobre nuestros servicios C/ Grañón, 12 - Local - Las Tablas (Madrid) - 28050.
elea@eleapsicopedagogia.es

¿Cómo estimular a mi hijo?

Tengo un niño de 18 meses, al que no he llevado a la guardería ni tengo intención de hacerlo, mientras puedo compaginarlo con mi trabajo. Pero siempre me ha llamado la atención que los niños de guardería aprenden más rápido. ¿Qué ejercicios son buenos para hacer con él mientras estamos en casa?


La etapa de 18-24 meses se caracteriza por el dominio que el niño ya muestra al andar. Empieza a correr y a controlar movimientos, a hacer manipulaciones finas, se interesa por lo que le rodea y su nombre. Otra característica es la expresión de sus emociones mediante el cuerpo en general. Sus posibilidades motrices le invitan a descubrir el espacio y el conocimiento manual adquiere cada vez más importancia. Partiendo de estas características generales, existen muchos juegos y actividades  que podemos hacer con nuestros hijos que nos permitan seguir favoreciendo su desarrollo:

Para desarrollar la motricidad podemos jugar a saltar obstáculos pequeños como una cuerda o un juguete. Jugamos a dar puntapiés a una pelota y finalmente le invitamos a que juegue tumbado, damos vueltas, gateamos, etc.

Jugamos con hilos de distintos grosores a guardarlos en una caja o a pinchar palitos en una plastilina blanda. También podemos darle botes para que enrosque y desenrosque el tapón o que realice garabatos en un papel.

Para desarrollar los sentidos propongo darle objetos de distintas texturas, colores, olores y sonidos para que experimente y aprecie sus diferencias. En el aspecto del lenguaje, los músculos de la boca ya funcionan de manera adecuada desde hace
meses pero ejercitarlos facilitará su expresión. De esta manera, jugamos a sacar la lengua, moverla, morder labios, hacer pompas, etc.

En relación a la socialización, es importante guiarle en la colaboración con sus iguales y adultos, en su vestimenta y aseo, así como el aprendizaje de normas de cortesía: hola, adiós, gracias y por favor. Por último, intentaremos realizar juegos que favorezcan el desarrollo de habilidades cognitivas como la observación, la atención y la memoria. Le leeremos cuentos señalándole dibujos, podemos pasear por la habitación y jugamos a observarla, nombramos algunas cosas y las señalamos. También escondemos cosas mientras nos observa y después de un tiempo le preguntamos donde están.

En Elea hemos desarrollado talleres para los padres de “Cómo estimular a tu bebe” donde podrán aprender muchas técnicas de estimulación que favorezcan su desarrollo.

 

Zaida Moreno

Psicóloga y Logopeda.

Experta en Estimulación Temprana

Elea, Instituto Psicoeducativo

Consultorio Revista Zitus