91 427 58 18

Terapias on-line

Llámanos y te informamos sobre nuestros servicios C/ Grañón, 12 - Local - Las Tablas (Madrid) - 28050.
elea@eleapsicopedagogia.es

¿Cómo conocer si tu hijo sufre bullying?

Mi hijo pequeño está raro últimamente, le encuentro triste y nervioso, dice que le duele la cabeza y que no quiere ir al colegio. Estoy preocupada porque no me cuenta que le pasa, siempre le ha gustado ir al colegio. La profesora dice que le ve más serio, pero que no sabe qué le pasa. El otro día, en la salida del colegio, un amigo suyo me dijo que unos niños se estaban metiendo con él. ¿Le estarán acosando? ¿Será bulling? Patricia

 

Estos síntomas no implican necesariamente que le estén acosando, puede haber otros motivos: personales o de algún conflicto con algún compañero. Los conflictos son la base de un aprendizaje, ayúdale a manejar la situación. No obstante, debes intentar conocer más. Es importante que hables con él, que te sienta próxima. Si no lo consigues, debes intentar tener más información del amigo que te indicó algo e inmediatamente ponerlo en conocimiento de los profesores.

bullying

 

Si la situación se mantiene, los síntomas que describes son los primeros en caso de bullingEl bulling va relacionado con la intimidación, la amenaza, el aislamiento, bromas pesadas y/o abusos que sufre un niño por parte de un grupo de compañeros. Este acoso es repetido durante tiempo, se realiza de tal manera que los profesores no se enteran y que los otros compañeros lo ven pero no se atreven a hacer nada.

 

Debes ir inmediatamente al colegio para que se ponga en marcha un plan de acción para resolver el problema. Normalmente los profesores son sensibles a estos temas y rápidamente actúan. A pesar de su actuación consigue que tu hijo te cuente ya que el grupo puede seguir actuando, extremando su actuación a fin de que los profesores no se den cuenta.

 

Procura escuchar a los profesores, ellos conocen a todos los niños bien y saben cómo actuar, pero si la situación no se frena ponte en manos de personas expertas que te ayuden a resolver el conflicto. Si los hechos continúan puede ser necesario denunciar.

 

Pasado el problema debes ser consciente de que tu hijo en estos casos es víctima, pero le han elegido a él porque es seguramente más vulnerable que otros, debe aprender a ser más fuerte y asertivo con sus compañeros. Si no aprende, estas situaciones en menor nivel se repetirán. Si tú no puedes ayudarle ponlo en manos de un profesional.

 

Carmen Castello

Orientadora y Pedagoga.

Directora de ELEA.

Publicado en la Revista Zitus